Conseguir mantenerte motivado es lo que va a permitirte conseguir tus objetivos nutricionales

¿Has escuchado lo de ir pa’ ná es tontería? Pues tal cual, así funcionan los seres humanos y seguramente algún otro bicho del planeta. La motivación es lo que te mueve a la acción, no hacemos nada sin un motivo, sin una finalidad.

Te invito a que pienses en cualquier cosa que hagas a diario, no tiene por qué estar relacionada con tu alimentación, por qué vas a trabajar, es por algo, por qué te duchas todos los días es por algo, por qué limpias la casa es por algo…

Detrás que cada acción hay una motivación y una intención.

Dicho esto, más abajo te dejo otro artículo sobre motivación para que comprendas la importancia real que tiene para permitirte conseguir tus objetivos nutricionales vamos con los consejos

 Consejo 1: Busca tu verdadero motivo

El ¿para qué? Tan importante es lo que hacemos como el para qué lo hacemos. Ves que no digo el por qué, el motivo es porque el por qué te ancla al pasado y el para qué te proyecta al futuro. A la visión de ti misma que quieres conseguir.

En algún otro artículo he explicado como funciona esta herramienta, pero no te preocupes, es tan potente que la voy a volver a explicar

Para qué….X? Para Y

Para qué…Y? Para Z

Para qué …Z? Para A

Descubrirás que tu respuesta A es un motivo mucho más interno y relacionado con quién eres y con tus valores que tu respuesta Y. Por lo tanto realmente cada vez que haces X es para conseguir A.

Consejo 2: Encuentra el beneficio del beneficio

 No es lo mismo conocer el beneficio por ejemplo de practicar actividad física como el de conocer el beneficio del beneficio del beneficio.

Por ejemplo: Quiero practicar actividad física para bajar de peso

Beneficio del beneficio: Quiero practicar actividad físca para bajar de peso y sentirme más ágil.

Beneficio del beneficio: Quiero practicar actividad física para bajar de peso y sentirme más ágil para aprovechar mi día al máximo.

 

5 consejos para mantenerte motivado

Consejo 3: Disfruta del proceso

Pasárnoslo bien mientras hacemos aquéllo que nos hemos propuesto para conseguir nuestro objetivo es prácticamente es imprescindible para hacerlo llegar a buen término.

Cuando tengo que hacer algo que no me gusta he de apelar a mi fuerza de voluntad, mi mente me lanza mensajes del tipo “ya lo harás luego” o “estás muy cansada” o “hoy no te da tiempo”…En cambio cuando hacemos algo que nos gusta no tenemos que apelar a la fuerza de voluntad, simplemente lo hacemos porque nos gusta o nos divierte.

 

Consejo 4: Utiliza medidores de proceso

Ya conoces cómo formular un objetivo para que sea Medible, Específico, Temporalizable y Asequible. En este punto, de medir tus procesos es para que puedas ir viendo cómo estabas cuando empezaste y cómo has progresado en el tiempo.

Si seguimos con el ejemplo de la actividad física, quizá el primer día fuiste sólo capaz de correr 10 minutos, quizá ya llevas 4 semanas y ya corres 30! Ver que vas avanzando o que vas mejorando es también un potente motivador!

Consejo 5: Dibuja tu balanza de logros

 Y escribe en ella todo lo que estás consiguiendo.

Date la oportunidad de parar y reflexionar, a parte de los 30 minutos que ya eres capaz de correr, quizá haya otras cosas asociadas o no que también hayan cambiado. Subir con más agilidad las escaleras, tienes más energía vital, quizá tienes más tranquilidad emocional, quizá sientes menos hambre o se te ha regulado el mecanismo de hambre y saciedad, piernas más definidas…

 

Otros artículos relacionados con la motivación que te pueden interesar

Cómo aumentar tu motivación

¿Por qué es tan importante la motivación para conseguir mis objetivos?

Leer más

¿Estamos atrapados en nuestra zona de confort??

¿Cómo salir de tu zona de confort y dejarla atrás?

Leer más

¿Qué actitud me pongo hoy?

¿Por qué vencer la pereza me ayudará con mis objetivos nutricionales?

Leer más

Video-Test Gratuito

Accede al video-test y descubre qué falla en tu alimentación

Leer más