El sentimiento de culpa al comer

Si te preguntas cómo dejar de sentir culpa al comer, en el artículo de esta semana voy a tratar de explicarte de dónde nace el sentimiento de culpa y así poder dejar atrás el incómodo y molesto malestar emocional que nos provoca.

El sentimiento de culpa

Todos los sentimientos de culpa nacen de la misma idea.

Es la idea de que algo has hecho mal.

No es en sí la acción o el hecho en concreto.

No es el episodio de hambre emocional o la ansiedad por comer lo que te hace sentir mal.

Es el hecho de juzgar que eso está mal hecho, o que no deberías haberlo hecho, el comienzo de tu malestar emocional.

Si quieres saber cuánto peso tiene en tu relación con la comida el sentimiento de culpa y la ansiedad por comer, te dejo el Vídeo Test Gratuito Por Qué No Adelgazo.

La ansiedad por comer y el hambre emocional: consecuencias del sentimiento de culpa

Por si no lo sabes, el sentimiento de culpa trae otro regalo a parte del malestar emocional y es el castigo.

A ese castigo a veces lo llamamos “compensar” o “controlar”.

Compensar matándote los días posteriores en el gymnasio o intentando saltarte comidas o comer menos para solucionar el sentimiento de culpa.

No funcionará.

De hecho, seguramente ya sabes que no funciona.

Al “compensar” y “controlar”, en vez de dejar atrás el sentimiento de culpa, lo único que consigues es sumergirte de nuevo en el círculo vicioso de restricción-frustración-exceso-culpa.

Te cuento cómo dejar de sentir culpa al comer en el artículo de mi blog “Cómo controlar la ansiedad por comer”.

La restricción y la frustración hacen que sientas más ansiedad por comer.

Desde ese estado de preocupación, lo único que haces es pensar en comida, durante todo el día, pudiendo incluso llegar a pensar que sientes obsesión por la comida.

Esta obsesión por la comida nace de una manera natural, igual que cuando nos preocupa cualquier otro tema.

Cuando nos preocupa algo, no hacemos más que darle vueltas. Es en lo único que podemos pensar, dándole más energía, anclándonos más en la preocupación, en el problema y aumentando tu malestar emocional.

Ya sabes que la frustración hace que sientas más ansiedad por comer, y de ahí seguimos en el círculo vicioso pasando al exceso.

El exceso podríamos decir que son los episodios de hambre emocional, durante los que, atrapadas por la ansiedad por comer, consumimos grandes cantidades de comida, normalmente poco saludable, sin casi ser conscientes de lo que estamos haciendo.

Y, si algo me preocupa y no actúo en consecuencia, o, actúo boicoteándome, es normal que aparezca el sentimiento de culpa.

Y otra vez comienza el círculo vicioso, en el que podemos estar atrapadas crónicamente como en una rueda de hámster.

Como nutricionista online en las sesiones del Programa Conoce Transforma y Brilla trabajamos juntas para que esto deje de pasarte.

Cómo dejar de sentir culpa al comer

Quizá pienses que necesitas aprender cómo controlar la ansiedad por comer.
Ya has visto que, en realidad, es el sentimiento de culpa el que te lleva al episodio de hambre emocional.

Así que, como nutricionista online desde la mirada de la alimentación consciente, te diré que lo que realmente funciona es dejar de juzgar que lo que has hecho está mal.

Dejar de culparte, dejar de juzgarte, dejar de controlar y dejar de intentar compensar.

Es una de las frases que más gustan, en tu flexibilidad está tu felicidad.

Desde la mirada de la alimentación consciente cortamos el círculo vicioso de raíz.

Por un lado, dejando de querer controlar ni restringir tu alimentación, aprendiendo a disfrutar con la comida de una manera saludable y flexible.

Al disfrutar y al ser saludable, ya no hay restricción, ni control, por lo tanto, ya no hay frustración, desaparece la ansiedad por comer y los episodios de hambre emocional.

Por otro lado, trabajamos los pensamientos de culpa y el diálogo boicoteador que te ancla en el malestar emocional, entrenando un diálogo amable y motivador que te ayude a avanzar.

La clave para saber cómo dejar de sentir culpa al comer radica en desmontar y sacar de tu mente los pensamientos de culpa.

Y si en algún momento flaqueas, hay un mensaje muy claro que como nutricionista online quiero transmitirte y es “Quiérete lo suficiente para no reprocharte constantemente”.

Si hace tiempo que me sigues ya sabrás que me encantan las rimas porque son fáciles de recordar.

Te dejo otra que también es de mi repertorio de nutricionista online: Quiérete lo suficiente para saber que la próxima vez puedes hacerlo diferente”.

El cambio de mentalidad fruto del trabajo conjunto que realizamos con las personas a las que acompaño en el Programa de Cambio de Hábitos como nutricionista online, tiene varios regalos y aprendizajes.

Saber que si en algún momento sientes que te has “pasado”, no se trata de saber cómo controlar la ansiedad por comer, si no de soltar los pensamientos y el sentimiento de culpa.

Y también saber que tu alimentación es saludable y flexible y que, por lo tanto, un grano de arena no hace montaña y volver de una manera natural de la mano de la alimentación consciente a respetar y honrar y dejarte acompañar por tus sensaciones de hambre y saciedad.