Qué es la dieta Keto

También llamada dieta cetogénica, es una dieta baja en hidratos de carbono que, como otras dietas para perder peso su popularidad va y viene cíclicamente.

Estamos muy empeñados en buscar dietas para perder peso, como la dieta cetogénica, buscando soluciones rápidas y agarrándonos a un clavo ardiendo, en vez de poner todo nuestro foco en disfrutar cada vez más de una alimentación saludable y flexible.

Si bien parece haber demostrado, a corto plazo, su utilidad como dieta para perder peso, a medio y largo plazo, no ha demostrado ser mejor que el cambio de hábitos de alimentación.

¿Es la dieta Keto saludable?

Si te preguntas si es la dieta keto saludable, la respuesta corta es no.

Te animo a que siempre que escuches la palabra dieta y un nombre molón, salgas huyendo lo más rápido que puedas.

A las personas a las que acompaño como nutricionista online, durante las sesiones del Programa Conoce Transforma y Brilla les insisto mucho en que ni están a dieta ni lo van a volver a estar.

Te voy a dar un poco más de información para que sepas por qué en mi opinión no es la dieta keto saludable.

Dieta cetogénica en qué consiste

Es una dieta baja en hidratos de carbono en la que existe una exaltación de las proteínas y las grasas.

Nos podemos olvidar de incluir patatas, arroz, pasta, pan, quinoa, frutas y algunas verduras en nuestra alimentación.

¿Si es la dieta keto saludable? Cómo podría serlo si desplaza claramente alimentos que según la comunidad científica son protectores de nuestra salud y de consumo diario en varias ocasiones.

Te dejo la Guía Práctica de la Alimentación Saludable para que tengas más información sobre los diferentes grupos de alimentos y frecuencia de consumo.

Al eliminar los hidratos de carbono de nuestra alimentación, obligamos a nuestro cuerpo a utilizar otras fuentes de energía.

Porque, en realidad, los hidratos de carbono son nuestra fuente de energía.

Como nutricionista online lo suelo explicar de la siguiente manera.

Lo que ocurre en nuestro cuerpo es similar a si tú decidieras pagar con libras en el supermercado. Como no es la moneda que se utiliza en España, al pagar con libras, obligas al supermercado a ir al banco a cambiarla a euros.

Esto es, como poco, molesto. Eso es lo que le ocurre a tu cuerpo cada vez que le niegas los hidratos de carbono que es nuestra fuente de energía.

Para qué es la dieta keto para adelgazar

Te decía, cuando te explicaba qué es la dieta keto, que las grandes protagonistas eran las grasas y las proteínas.

Los alimentos con grasas saludables y los alimentos con grasas no saludables deben representar más del 50% de tu alimentación.

Parece ser que hay tres grandes motivos por que es la dieta keto una de las dietas para perder peso que más seguidores tiene a lo largo y ancho del mundo.

Como casi eliminas o reduces a un consumo casi anecdótico, la presencia de hidratos de carbono en tu alimentación, no acumulas grasa ni glucógeno.

El glucógeno, son hidratos de carbono acumulados en hígado y músculo, que cuando el azúcar en sangre cae, se liberan para mantenerlo en un rango de normalidad.

Segundo, se utiliza grasa de nuestra propia grasa acumulada como fuente de energía.

Tercero, como gran parte de la alimentación en la dieta cetogénica es a base de grasa, que es el nutriente más energético, también es muy saciante.

Además, el estado de cetosis parece haberse relacionado con sentir menos apetito.

¿Qué hace tu cuerpo cuándo lo sometes a una dieta cetogénica?

Empieza a utilizar grasa como fuente de energía. Por eso, la dieta cetogénica es rica en alimentos con grasas saludables y no saludables.

Quizá estés pensando, pues eso, ¡quemar grasa es lo que necesito!

Y además quizá también hayas oído hablar de lo que es “entrar en cetosis”. Entrar en cetosis es un proceso natural del cuerpo.

Digamos que cuando se gasta el azúcar en sangre, y el glucógeno almacenado en músculo e hígado, este proceso pasa de manera natural.

Cuando no estamos sometidos a una dieta cetogénica, al detectar la sensación de hambre volvemos a darnos hidratos de carbono y la situación de cetosis se revierte.

Sin embargo, cuando estamos sometidos a una dieta cetogénica, que es la dieta keto, el proceso de cetosis es constante.

Y sí, cuando el proceso de cetosis es constante sufres el riesgo de entrar en cetoacidosis, que sí es peligroso para tu salud.

El Ph de tu sangre se acidifica.

Como todo en nuestro cuerpo, el Ph también tiene que estar en perfecto equilibrio.

Fuera de esos parámetros—tanto por arriba como por abajo— se alteran muchas funciones biológicas, algunas relacionadas con el sistema cardiovascular y respiratorio.

¿Te sabes lo de que respirar y que el latido del corazón son importantes para seguir vivos no?

Así que, en función también del tiempo en el que permanezcas en esta situación, puedes poner en serio riesgo tu vida.

Deja atrás las dietas para perder peso

Las dietas para perder peso no son la solución que buscas, te lo digo como nutricionista online, porque cada día, acompaño a muchas personas que vienen de la cultura dieta.

Cuando buscan mi acompañamiento como nutricionista online es porque, o bien ya se han dado cuenta de que las dietas para perder peso no son la solución y que no hacen más que coger una y dejar otra, saltando de dieta en dieta.

O porque ya están hartas de controlar su alimentación, de no poder hacer compatible la pérdida de peso con sus salidas sociales o sus eventos familiares o con el resto de su familia.

De hecho, algo común que tienen todas, y, la dieta cetogénica no es una excepción, es que las personas no las mantienen durante un periodo largo de tiempo.

Y menos mal, porque todas estas dietas que te prohíben alimentos y te obligan a estar constantemente preocupada por tu alimentación no hacen más que acrecentar tu sensación de frustración, siendo una tortura tanto física como mental.

Por eso, como nutricionista online te animo a que mires tu alimentación desde un lugar más amable y flexible, aprendiendo a tomar decisiones más conscientes sobre tu alimentación.

Quizá me hayas oído decirlo alguna vez, se trata de entenderte, de atenderte y sobre todo de divertirte cuidándote.