Propósitos de Año Nuevo 2021: Alimentación Consciente

Cada año que empieza es una oportunidad para marcarse nuevos propósitos de  Año Nuevo.

Llega enero, mes conocido por los nuevos propósitos, en nuestro caso, serán propósitos de alimentación consciente para 2021.

¿Ya te has preguntado cuales son tus propósitos de año nuevo con respecto a tu alimentación este 2021?

Quizá sea llevar una dieta sana y equilibrada o bajar de peso o llevar un estilo de vida saludable.

O puede que sea comer sano, cambiar tu físico, conseguir más energía y vitalidad, organizar mejor tus compras o tus menús.

Cambiar tu físico y sentirte cómoda, bajar de peso, mejorar tus emociones con respecto a tu alimentación, comer sano, controlar las comidas sociales y familiares es fácil si tienes una nutricionista especialista en alimentación consciente que te ayude a saber cómo.

¿Cómo convierto en realidad mis propósitos de año nuevo?

 Para convertir en realidad tus propósitos de año nuevo necesitaremos Confianza, Compromiso, Motivación personal y como en toda misión importante un Objetivo y un Plan.

Como nutricionista desde la mirada de la alimentación consciente veremos cómo interpretar los fallos y qué hacer al respecto.

Esta fase es uno de los puntos fuertes del Programa de Cambio de Hábitos Conoce Transforma y Brilla.

Confianza

Confianza en que puedes disfrutar, practicar e integral cualquier hábito saludable que te propongas.

Yo como nutricionista sé que puedes y por eso una de las cosas que más potencio en la consulta durante las sesiones alimentación consciente es tu autoconfianza.

Formúlalo como una pregunta. ¿Puedes hacerlo?

Cuando nos sentimos cuestionados, sobre todo autocuestionados somos mejores buscando soluciones.

Por lo tanto ¿Puedes hacerlo? Pues a por ello.

Piensa en un éxito personal y/o profesional, o algún hábito saludable que ya tienes integrado.

Cuántas dificultades has debido superar para llegar donde os encontráis ahora.

Otra manera de crearnos confianza es desengranar nuestro propósito de año nuevo en pequeños subpropósitos u objetivos más pequeños.

Comer sano, cambiar tu físico, llevar una dieta sana y equilibrada quizá sean hábitos saludables demasiado generales y amplios, por eso te animo a que lo fragmentes en pequeños hitos.

De esa manera, al ir cumpliendo pequeñas metas te dará la confianza para ir a por la siguiente.

Y lo más importante es realmente creer que puedes hacerlo.

Compromiso al 100%

¿Cuánto deseas conseguir tu propósito de año nuevo?

¿Para qué quieres conseguir el propósito de año nuevo que te has marcado?

Estas son algunas de las preguntas que puedes hacer para que tu compromiso sea lo más alto posible.

La motivación personal y el compromiso están íntimamente ligadas

Eso significa que cuánto más alta sea tu motivación personal y por un motivo importante mayor será el grado de compromiso y por lo tanto con más facilidad lo conseguirás.

Para comprometerse con algo es fundamental cambiar “el tengo que” por el “quiero”.

De esta manera transformarás la obligación en libertad y disfrute.

Es el verdadero regalo de la alimentación consciente y está siempre disponible para ti.

Eliminarás todas las connotaciones negativas del “tengo que” porque al final lo que quieres que pase es lo que terminas haciendo.

Cambiar el tengo que por el quiero que.

Buscarle el beneficio a cada uno de los hábitos saludables que te propongas integrar, para dejar de interpretarlo como una obligación. 

Motivación personal

La motivación personal debe venir de dentro porque sólo nosotros sabemos para qué queremos conseguir el objetivo.

Debemos conectar el hábito saludable que deseamos conseguir con nuestros valores, y para ello debemos preguntarnos.

¿Para qué queremos conseguir…?

El éxito está en empezar, no esperes a sentir la llamada de la motivación personal, simplemente empieza a hacerlo.

La motivación personal se retroalimenta con tu acción. A medida que vas haciendo y ves que vas consiguiendo, vas estando más motivado.

El Objetivo

¿Cuál es tu propósito de alimentación consciente de año nuevo?

En primer lugar deberíamos saber lo que queremos conseguir.

Es decir, tener un objetivo o varios con respecto a lo que queremos conseguir de nuestra alimentación en este año.

Para que el objetivo esté bien planteado debe seguir el acrónimo.

M medible
E específico
T temporalizable
A asequible

Por eso te decía antes que objetivos como llevar un estilo de vida saludable, cambiar tu físico, comer sano, bajar de peso o llevar una dieta sana y equilibrada eran muy amplios y genéricos.

Intenta transformarlos en propósitos de año nuevo más específicos.

Para llevar un estilo de vida saludable por dónde vas a empezar.

Cuál va a ser el primer hábito saludable a practicar.

Diseñar los pasos o subobjetivos, calibrar cómo va el proceso de comer sano o de bajar de peso y hacer cambios sobre lo que detectamos que falta.

Determina también cuándo vas a empezar, de esta lista saldrán nuestros subojetivos que nos llevarán a la consecución del propósito de año nuevo principal.

Recuerda, cualquier error es en realidad un paso hacia adelante.

De esta manera, habiéndolo analizado pero sin sentirnos culpables ni fustigándonos; simplemente entendiendo que todos cometemos errores y que lo estamos haciendo lo mejor que podemos podremos hacer frente a nuestros retos.

No buscamos culpables, buscamos soluciones, de tal manera que cuando esas situaciones vuelvan a aparecer: SABREMOS APLICAR LA SOLUCIÓN.

En todas las sesiones de alimentación consciente, como nutricionista os pregunto qué posibles obstáculos os podéis llegar a encontrar para buscar la solución antes de que os pongáis manos a la obra.

Que tu propósito de año nuevo sea disfrutar de la alimentación consciente

Debes creer firmemente en ti y en tus posibilidades de conseguirlo.

Ponte pequeños pasos para celebrar las pequeñas metas.

De esta manera conseguirás aumentar tu confianza, tu motivación personal y tu compromiso.

Persevera, ninguna gran empresa se consiguió en 2 días.

Sé coherente con lo que te has propuesto, mejor pequeñas metas conseguidas que abandonar a mitad del camino porque tu propósito de año nuevo era muy complicado.

Todo camino empezó por una decisión y un primer paso.

Ve haciendo cambios a medida que lo vayas necesitando y utiliza todo lo que te pase para avanzar.