3 trucos para evitar el temido efecto rebote

Los 3 trucos para evitar el efecto rebote nos van a ayudar a darnos cuenta de por qué se produce.

Es decir, conocer lo que lo causa nos permitirá tomar acciones que nos lleven a una mejor gestión de nuestra alimentación.

¿Qué es el efecto rebote?

Se podría decir que es la ganancia de peso por encima del que teníamos antes de hacer un régimen para la pérdida de peso.

Es decir, yo peso 80 kg, me someto a una dieta para perder peso y me quedo en 60 kg. Cuando dejo la dieta, aumento de peso por encima de los 80 kg que tenía antes de haber empezado a hacer dieta.

 

Los 3 trucos para evitar el efecto rebote

Los 3 trucos para evitar el efecto rebote serán:

– No quites alimentos saludables de tu alimentación.

– No sigas dietas milagro.

– Disfrutar de una alimentación saludable y hacer ejercicio físico habitualmente.

No quites alimentos saludables

Hay algunos grupos de alimentos que, por su mala fama, cuando buscamos perder peso empezamos a limitarlos o incluso a evitarlos.

Un ejemplo, podrían ser la patata, el arroz, la pasta o el pan, que son de los primeros alimentos en desaparecer. Además de los frutos secos o las legumbres, por su fama de aportar muchas calorías.

Post para mi Blog 3 trucos para evitar el efecto rebote. Blanca Díez Nutricionista Mallorca

Una de las consecuencias es que conseguimos una alimentación monótona y poco atractiva. Otra consecuencia podría ser que es imposible mantener esto en el tiempo e incompatible con nuestros eventos sociales y familiares.

Además, cuando restringimos nuestra alimentación sin conocimiento, puede ser que le estemos dando a nuestro cuerpo muy poca energía.

En este caso se produce la conocida “termogénesis adaptativa”, nuestro cuerpo “piensa” que no tenemos acceso libre a alimentos y se pone en “modo supervivencia”.  La consecuencia es que ralentiza el metabolismo para gastar menos energía realizando todas las funciones vitales.  

Al querer recuperar nuestra alimentación habitual y volver a tomar la energía adecuada para cubrir nuestras necesidades nutricionales, nuestro cuerpo seguirá en modo supervivencia. El resultado que obtendremos será el conocido efecto rebote.

No sigas dietas milagro

Las dietas milagro funcionan porque consumimos mucha menos energía de la que necesitamos para llevar a cabo todas nuestras actividades vitales.  En este caso, perdemos peso a la vez que perdemos masa muscular.

La pérdida de músculo hace que gastemos menos calorías, porque mantener la masa muscular requiere más energía que conservar la masa grasa.

Resumiendo, hemos jugado con nuestro metabolismo pero no hemos aprendido nada sobre hábitos alimentarios. Además, nuestro apetito sigue intacto así que cuando abandonemos la dieta de moda volveremos a nuestra antigua manera de comer.

Esto quiere decir, que nuestro cuerpo seguirá necesitando menos energía porque seguirá un tiempo anclado en su “modo supervivencia”. Y, si además tenemos una menor masa muscular, la suma de ambos factores se traducirá en un aumento de peso.

Disfruta de una alimentación saludable y haz ejercicio físico de manera regular

Aprender a tomar buenas decisiones sobre nuestras elecciones alimentarias será básico para evitar el efecto rebote.

Cuando algo nos gusta lo repetimos, no porque tengamos que hacerlo, si no porque disfrutamos haciéndolo.

Si aprendemos a reinventar nuestra alimentación con ilusión y motivación nunca más tendremos que hacer dieta. Tampoco sufriremos el efecto rebote y además la pérdida de peso vendrá como resultado.

Hacer ejercicio físico de manera regular nos permitirá mantener o aumentar nuestra masa muscular que ayuda a aumentar nuestro metabolismo. Este punto será muy importante, debido a que mantener el músculo requiere más energía que mantener la masa grasa.

En definitiva los 3 trucos para evitar el efecto rebote

Pasan por saber que las dietas muy restrictivas solo generan el efecto contrario de lo que buscamos:

Restringir la energía que aportamos a nuestro cuerpo provoca que necesitemos menos energía para nuestras funciones vitales. Por lo tanto nuestro cuerpo necesitará menos energía porque tenemos menos masa muscular.

El daño metabólico no se soluciona a corto plazo. Como se dice, el cuerpo tiene memoria.

La solución pasa por preservar nuestra masa muscular, disfrutando de una alimentación saludable y flexible haciendo ejercicio físico de manera habitual.

 

Otros artículos relacionados que te pueden interesar

Guia-practica gratuita-de-la-alimentacion-consciente Blanca Díez Nutricionista Mallorca

Descárgate la Guía Práctica de la Alimentación Saludable y deja atrás las dietas milagro.

Leer más

Video Test Gratuito Por qué no pierdo peso, en qué me estoy equivocando Blanca Díez Nutricionista Mallorca

 Descubre en qué falla tu alimentación con nuestro Video-Test gratuito y deja ya todos los gurús y dietas milagro

Leer más

Me tomo un plátano para el potasio

He oído la frase “me tomo un plátano al día para el potasio” demasiadas veces el motivo es que solemos intentar buscar soluciones rápidas a nuestra alimentación.

Leer más

Eook gratuito colaborativo Crónicas-de-un-coach-en-cuarentena_Blanca Díez Nutricionista Mallorca

Descárgate mi ebook gratuito con 12 historias para inspirarte y conseguir tus objetivos

Leer más